Home / Area / DOCTRINA EN DOS PÁGINAS Diario Laboral Nro 147 – 15.02.2018


DOCTRINA EN DOS PÁGINAS

La Corte Suprema reafirma sus criterios sobre las cargas probatorias de la discriminación laboral

Por Eugenia Patricia Khedayán*

En números anteriores del Diario Laboral, me avoqué a explicar la carga probatoria del despido discriminatorio por motivos de actividad sindical[1]. En estas líneas analizaré un reciente pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que reafirma las reglas probatorias enunciadas en “Pellicori”[2], y sostenidas en posteriores fallos[3].

En el caso que comentaremos[4], la CSJN entendió que existió discriminación hacia un trabajador que fue despedido, según se argumentó en la demanda, por haber sido uno de los impulsores de una petición escrita presentada a las autoridades de la empleadora en la cual solicitaba, junto a otros 54 empleados, que se evaluara la posibilidad de otorgar un aumento salarial al personal jerárquico fuera de convenio.

La CSJN tomó las siguientes circunstancias valoradas por la Sala VI de la Cámara Única del Trabajo de Córdoba, la cual tuvo por demostrado que el despido fue la reacción al reclamo salarial materializado en una nota suscrita por el actor, con base en la prueba testifical y en la documental:

  1. nunca se había despedido a nadie por esa causa”,
  2. el despido ocurre […] en el mismo mes de la nota del reclamo salarial”. Cabe destacar que se valora el indicio de la proximidad temporal entre la conducta sindical y la medida del despido, así como ocurrió en numerosos precedentes de la Cámara Nacional del Trabajo.
  • “petición que “generó malestar en los altos mandos de la compañía”, iv) “los despidos de los gerentes, entre ellos el actor Farrell, fueron comunicados por ‘e mail’ a todas las sucursales de la firma, lo que era totalmente inusual”, v) “de los cuatro empleados que hicieron denuncia ante la Secretaría de Trabajo”, el actor y otro gerente fueron despedidos, “y los otros dos, [que] no siguieron el trámite de denuncia, pues no comparecieron a la audiencia de conciliación que habían solicitado, permanecieron en la empresa y no fueron despedidos” y vi) “ocurridos los despidos, se frenó todo el reclamo porque había mucho miedo, nadie más se animó a tocar el tema”. En estos elementos, se aprecian indicios del ánimo del empleador adverso a la conducta sindical desplegada por el actor, y que otros trabajadores que claudicaron en su reclamo no fueron despedidos.

Frente a estos indicios, la CSJN destaca y reafirma que debe aplicarse el esquema probatorio de “Pellicori”, expresando que “el a quo no pudo afirmar, sin efectuar al menos una ponderación de esas pruebas y elementos o dar fundamentos válidos para descartarlos, que la conducta discriminatoria reprochada a la demandada no surgía del “contexto fáctico que rodeó la desvinculación”, máxime cuando la empleadora había invocado supuestas razones para disponer el despido del actor con justa causa por pérdida de confianza que no resultaron probadas”. En otras palabras, a criterio de la CSJN la prueba aportada pudo generar claros indicios de discriminación, los cuales no fueron refutados por la parte demandada mediante algún medio probatorio, por lo que válidamente puede inferirse la intención discriminatoria. No se solicita al empleador que pruebe la ausencia de intención discriminatoria (la mal llamada “prueba negativa”), sino que brindara razones objetivas que fundaran la “pérdida de confianza” invocada.

La CSJN reafirma el fundamento de este esquema probatorio: que la discriminación “se caracteriza por constituir una conducta solapada” y por lo tanto “necesariamente deba ser demostrada mediante otras pruebas” y no a partir del texto formal de la comunicación del cese.

Tal como se ha dicho en un sinnúmero de precedentes, la facultad de despedir sin causa no impide al juzgador de indagar en la causa real del despido cuando existen indicios discriminatorios.

En consecuencia, la CSJN entendió que el fallo del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Córdoba fue arbitrario pues “descartó, sin más, los diversos elementos que la cámara había valorado en detalle” y ordenó que vuelvan los autos al tribunal de origen a fin de que se dicte un nuevo fallo acorde a estas pautas.

A la luz de lo expuesto hemos de concluir que, en materia de discriminación laboral, la CSJN mantiene el esquema probatorio del precedente “Pellicori”, destacando la obligación de los magistrados de adentrarse en el análisis de los hechos acreditados para descubrir la verdadera causa discriminatoria que se oculta bajo la apariencia de un despido injustificado.

Por el contrario, si ignoran los elementos probatorios que brinden indicios de discriminación y no ahondan en las causas del despido, los magistrados incurrirán en una sentencia arbitraria. 

[*] Abogada por la Pontifica Universidad Católica Argentina. Master en Derecho Empresario en la Universidad Austral. eugeniakhedayan@hotmail.com.

[1] Disponible en https://dpicuantico.com/area_diario/doctrina-en-dos-paginas-diario-laboral-nro-134-12-10-2017/

[2] C.S.J.N., Pellicori Liliana c. Colegio Público de Abogados de la Capital Federal , 15/11/2011, Fallos: 334:1387. Con motivo de la aplicación de dichas presunciones, el esquema probatorio en casos de discriminación laboral es el siguiente: el actor deberá probar hechos que constituyan serios indicios y que permitan inferir una presunción de discriminación; el demandado deberá refutarla, demostrando un motivo legítimo, no discriminatorio y finalmente, el juez formará su convicción respecto de la existencia (o no) del motivo, al valorar el conjunto de las pruebas aportadas. Este método no invierte la carga de la prueba pues el trabajador debe aportar indicios suficientes que generen una presunción judicial de la existencia de discriminación.

[3] Ver CSJN, “Sisnero, Mirtha Graciela y otros c. Tadelva SRL y otros s/ amparo”, 20/05/2014, ED 258, 194. Ver asimismo CSJN, “L., F. c. Citrus Batalla S.A. s/ sumarísimo • 09/09/2014 , DJ 10/12/2014 , 47” y “CSJN, “Monteagudo Barro, Roberto José Constantino c. Banco Central de la República Argentina s/ reincorporación”, 28/10/2014, ED 261 , 469 (ambos se refieren a casos de discriminación por actividad sindical).

[4] CSJN,06/02/2018, CSJ 3194/2015/RHl, “Farrell, Ricardo Domingo el Libertad S.A. si despido”, Recurso de hecho deducido por la parte actora.

DESCARGAR ARTÍCULO