Home / Area / DOCTRINA EN DOS PÁGINAS Diario DPI Suplemento Derecho del Deporte Nro 27 – 20.07.2020


DOCTRINA EN DOS PÁGINAS

Los agentes en el fútbol. Pasado, presente y futuro de su regulación

Por Germán E. Gerbaudo

[1]

I. Introducción

La representación de los futbolistas es un fenómeno relativamente “nuevo”. Hasta fines de la década de 1970 del siglo pasado los futbolistas no tenían representantes, sino que negociaban por si solos sus contratos.

Cuando creció económicamente el negocio del fútbol y se incrementaron las transferencias internacionales aparece la figura de los representantes de los futbolistas.

La figura de los representantes en el deporte tiene su origen en la década de 1960 del Siglo XX en los Estados Unidos de Norteamerica cuando el abogado Mark MacCormack ejerció esa función respecto del golfista Arnold Palmer[2]. De allí se expandió a Europa y Sudamérica[3].

La importancia del agente ha crecido en los últimos tiempos, especialmente, ante la masificación del fútbol y la globalización del mercado deportivo.

En tal sentido, se indica que “actúan en representación de los jugadores o participantes en eventos deportivos, promoviendo la celebración de contratos de distintos tipos, que tienen por partes a esos jugadores o participantes, como ser los que los unen con clubes y otras instituciones que contratan profesionalmente los servicios de esos jugadores o participantes. El agente representa también a los deportistas respecto de contrataciones relativas al uso de su imagen o nombre, o defendiendo los intereses del deportista en el contexto de operaciones más complejas, como son las que tienen lugar cuando se transfieren los derechos bajo un contrato con deportistas de una entidad a otra”[4].

En definitiva, hoy la figura de los agentes es incuestionable en el ámbito del deporte profesional, e incluso a nivel semiprofesional y aficionado en determinadas modalidades deportivas[5]. Así, se expresa que “han pasado de ser una mera figura de apoyo de sus representados a devenir un eje fundamental de la complicada relación entre éstos y sus empleadores, los clubes o equipos deportivos”[6].

En este trabajo analizamos la figura de los agentes en el fútbol –intermediarios en la terminología actual de la FIFA- haciendo una retrospectiva –régimen de agentes vigente hasta 2015-, refiriéndonos a su presente –regulación de intermediarios- y anticipando su futuro según las declaraciones de la propia FIFA.

II. Regulación normativa

Acertadamente se indica que “los agentes deportivos ya ocupan un lugar en la estructura jurídico-institucional del deporte federado”[7]. Esto determina que se busque una regulación de esta actividad, sea a través de normas federativas como de estatales[8].

Cuando hablamos de regulación federativa esta puede provenir tanto de las federaciones internacionales como de las asociaciones locales. En el primer caso, se trata de disposiciones que “tienen carácter trasnacional, con el objetivo de ser trasladas al ámbito local por las federaciones nacionales”[9]. En el ámbito del fútbol, la FIFA reglamentó primero la figura de los agentes de jugadores y a partir del 1 de abril de 2015 dicha figura fue reemplazada por la de los intermediarios.

La primera regulación referida a los agentes de jugadores se retrotrae a 1992 cuando la FIFA dicta un Reglamento que entró en vigor en 1994. Posteriormente, en diciembre de 2000, la FIFA modifica el Reglamento, aprobando uno nuevo que entró en vigor el 1 de marzo de 2001, el que también fuera modificado el 3 de abril del 2002[10]. La última regulación de los agentes de jugadores, que rigió hasta el 30 de marzo de 2015 data del año 2008. Ésta había sido aprobada por el Comité Ejecutivo de la FIFA, en su sesión del 29 de octubre de 2007 y entró en vigor el 1 de enero de 2008[11]. El mismo es calificado por la doctrina como “un verdadero Reglamento, detallado y con carácter sistémico”[12].

Como expresamos la FIFA modificó su reglamento con una reforma que entró en vigencia en abril de 2015[13]. La nueva reglamentación “crea la figura del intermediario, intentando eliminar algunas distorsiones que se plantearon en la vigencia del régimen actual, sobre todo en relación a la exigencia de la licencia habilitante”[14]. En definitiva se indica que “se trata de un paso adelante que apunta a reflejar la realidad de esta compleja y dinámica relación”[15].

El Reglamento de intermediarios procuró superar los conflictos que se suscitaban con los denominados “agentes sin licencia”. Por eso, el nuevo Reglamento lleva a cabo un desregulación de la actividad en razón de que ya no es necesaria la obtención de la licencia para desempeñarla.

En el régimen derogado, la licencia de agente era “la piedra angular del sistema”[16]. Conforme a ello existía la obligación de utilizar los servicios de agentes con licencia. En tal sentido se conminaba a jugadores y a clubes a utilizar únicamente los servicios de los agentes con licencia (art. 1 del RAJ AFA y art. 2.2. del RAJ FIFA), bajo apercibimiento de considerar inválidos los acuerdos que no cumplan con este requisito (art. 1.2. del RAJ FIFA) y de aplicar sanciones disciplinarias y pecuniarias a los infractores (arts. 12.4 y 13.5 del RAJ AFA y arts. 34 y 35 del RAJ FIFA). Las únicas excepciones a la obligación de contar con licencia se reconocían a favor los familiares hasta el 4º grado de parentesco del jugador y a los abogados con matrícula en el país del jugador representado. En estos casos, si bien podían ejercer la actividad quedaban fuera de la jurisdicción de la FIFA.

En cuanto a la regulación federativa a nivel local son las propias asociaciones locales que regulan un determinado deporte (por ej. fútbol) las que dictan la regulación. A su vez, en este caso las asociaciones locales actúan con facultades delegadas sea por el Estado o por las federaciones internacionales.

En el supuesto de regulación estatal se advierten tres situaciones distintas en la legislación comparada. La primera corresponde a aquellos países que han sancionado normas que reglamentan en forma específica la actividad de los agentes deportivos (por ej. Francia, Portugal, Hungría y Grecia). La segunda en la cual la actividad de los agentes se encuadra dentro de las leyes que regulan las “agencias de empleo” o la intermediación entre empleadores y trabajadores (por ej. Alemania, Austria, Holanda y República Checa) e inclusive algunas leyes incluyen referencias específicas al agente deportivo (Bélgica y Bulgaria). La tercera comprende aquellos países que no poseen normas específicas que regulen la actividad del agente deportivo, como tampoco que regulen las de las agencias de empleo. En estos casos las actividad del agente se rige por las normas ordinarias (por ej. corretaje, agencia o mandato, etc.)[17].

En nuestro país no existe normativa estatal que aborde este tópico. Por el contrario, si existe un Reglamento dictado por la AFA que se denomina “Reglamento sobre relaciones con intermediarios” que fuera aprobado el 10 de junio de 2015 y publicado al día siguiente a través del Boletín Nº 5047[18].

En definitiva, en nuestro país la regulación de los agentes no emerge de la ley estatal, sino de normas emanadas de dos personas jurídicas privadas. Por un lado, la FIFA y por el otro la AFA.

III. Régimen de intermediarios

El 30 de abril de 2014 la FIFA emite la Circular 1417 por la que establece el régimen de intermediarios que constituye el presente en esta materia, es decir, el régimen federativo actualmente vigente.

Con este régimen se busca una desregulación de la actividad de los agentes. La FIFA en dicho reglamento establece una serie de orientaciones y deja a las Federaciones miembros que establezcan sus regulaciones para los agentes[19].

Las principales directrices son las siguientes.

– Se abandona la denominación de agente y se la sustituye por la de intermediario.

Se trata tan solo de un cambio de denominación porque la función es la misma que la que cumplía el agente.

– El Reglamento de intermediario trae la siguiente calificación de este sujeto: “Persona física o jurídica que, a cambio de una remuneración o gratuitamente, actúa como representante de jugadores y clubes con miras a negociar un contrato de trabajo o como representante de clubes en negociaciones con miras a celebrar un contrato de traspaso”.

Se expresa que de la definición de intermediario se pueden destacar dos cuestiones. En primer lugar, que agrega como sujetos posibles de ser intermediarios a las personas jurídicas; en segundo lugar, que habla de la posibilidad de que el intermediario trabaje en forma gratuita[20].

– Se suprime la licencia para ejercer la función de intermediario. En el régimen anterior a 2015 se establecía que para ejercer como agente se debía obtener una licencia y para ello previamente debía rendir un examen. Esta licencia era otorgada por la asociación nacional y se imponían sanciones a los clubes y jugadores que utilizaran los servicios de un agente no licenciado.

El art. 2.2 del Reglamento de Agentes de Jugadores de la FIFA disponía que “Los jugadores y los clubes tienen prohibido usar los servicios de los agentes de jugadores no licenciados”. El art. 1.2. del Reglamento de la AFA iba más allá ya que determinaba que no eran válidos los acuerdos que se realicen sin este requisito. Establecía que “Todo jugador o club tiene terminantemente prohibido recurrir a los servicios de un agente de jugador que no posea la correspondiente licencia, bajo responsabilidad de no dar por válidos los acuerdos que no se realicen sin este requisito”.

Hoy la actividad se ha desprofesionalizado ya que el Reglamento actualmente vigente desde el 1 de abril de 2015 que instituye la figura del intermediario no exige la licencia habilitante.

Sustituye la licencia por una entrevista personal la que se considera que “da lugar a una mayor subjetividad al evaluador que tenga la competencia para conceder la inscripción”[21].

– El sistema de licencia es sustituido por un registro que es llevado por cada asociación.

Cada FM crea un registro de intermediarios a fin de dar mayor transparencia.

El art. 3.1 del Reglamento de Intermediarios expresa que “De conformidad con el art. 6, apdo. 3 y con el fin de lograr transparencia, se solicitará a las asociaciones que pongan en marcha un sistema público de registro de intermediarios, en el que estos deberán figurar cada vez que participen en una transacción específica”.

En el Registro consta el contrato de representación y todas las operaciones que el intermediario realice en dicha asociación.

– La relación entre el intermediario y el jugador se plasma en un contrato de representación.

– El reglamento de intermediarios habla de remuneración. Se señala que este término no es feliz porque entre el intermediario y el representado no existe una relación laboral[22].

El pago de la remuneración del intermediario contratado para actuar en nombre del jugador se calcula sobre el ingreso bruto base del jugador correspondiente al período de vigencia del contrato.

Si son los clubes los que contratan los servicios de un intermediario deberán remunerarlo mediante el pago de una cantidad global, acordada antes de llevar a cabo la transacción correspondiente.

– El art. 7º apart. 8º del Reglamento de FIFA de los intermediarios prohíbe a los futbolistas y a los clubes realizar pagos a intermediarios por servicios relacionados con jugadores menores de edad.

FIFA viene demostrando una gran preocupación por la protección de los menores en el fútbol. Aquí la FIFA de manera obligatoria establece que los intermediarios que presten servicios relacionados con los menores no pueden cobrar comisión. La prohibición se extiende tanto al intermediario del menor como del club.

Cabe señalar que no se prohíbe la intervención de los intermediarios sino percibir comisión. A nuestro criterio esto medida es cuestionable porque si el intermediario prestó sus servicios no tiene porque verse privado de percibir la comisión por su trabajo. Cualquier profesional que presta un servicio a un menor tiene derecho a una retribución. No se advierte la razón de porqué se priva de esa comisión al intermediario.

La FIFA en aras de evitar abusos que se dan en el ámbito de las transferencias de los futbolistas menores de edad termina generando una regulación gravosa para los intermediarios.

– Se procura evitar cualquier conflicto de intereses. Se contempla la posibilidad de informar por escrito y previamente cualquier potencial conflicto de interés del intermediario. Si al inicio de las negociaciones se obtiene el acuerdo por escrito tanto del jugador como el club se permite la doble representación.

IV. El futuro de los agentes de jugadores

En diciembre de 2018 la FIFA anunció una futura reforma a la regulación de los agentes.

Asimismo, en este año 2020 la FIFA comunicó que en septiembre de 2021 estaría vigente la nueva regulación de la actividad de los agentes. Se está trabajando en la reglamentación, pero ya se hicieron públicas algunas de las futuras reformas.

Así en el futuro se volvería en líneas generales al régimen anterior al 2014.

– Se retornaría al sistema de agentes licenciados con una licencia única gestionada por la FIFA.

En consecuencia, quienes aspiren a ser agentes deberán someterse a un examen de habilitación y se establecerán cursos de capacitación periódica.

– Se utilizaría también el sistema de “clearing house” o cámara compensadora para centralizar todos los pagos, incluidos los de los agentes.

– Las comisiones que perciban los agentes serán públicas, revelándose los montos que cobren.

– Se establecería una jurisdicción FIFA para resolver aquellos conflictos con agentes que tengan dimensión internacional.

En definitiva, teniendo en cuenta que el sistema vigente desde 2015 no alcanzó los resultados esperados y generó efectos contrarios a los perseguidos, FIFA vuelve sobre sus pasos y en un futuro se proyectan reformas que implican un retorno al sistema anterior al que entró en vigor en el mencionado año.

 

[1] Abogado (UNR). Doctor en Derecho (UNR). Magister en Derecho Privado (UNR). Especialista en Derecho de Daños (UCA). Diplomatura en Derecho del Deporte (Universidad Austral). Profesor titular ordinario –por concurso- de Derecho de la Insolvencia, Facultad de Derecho (UNR). Profesor titular de Derecho del Deporte, Facultad de Derecho (UNR). Sub-director del Centro de Estudios en Derecho del Deporte, Facultad de Derecho (UNR). Secretario del Área Académica y de Aprendizaje (Facultad de Derecho, UNR).

[2] CASANOVA GUASCH, Feliciano, El estatuto jurídico del agente de deportistas: estudio de su problemática jurídica, Madrid, Reus, 2015, p. 21; GARCÍA, Carlos A., Análisis jurídico de la figura del agente deportivo en Argentina y en el Derecho Comparado, en ADLA 2019-4, p. 189.

[3] RODRÍGUEZ TEN, Javier, Régimen jurídico de los agentes de jugadores en España y la Unión Europea, Madrid, Reus, 2012, p. 23

[4] CABANELLAS DE LAS CUEVAS, Guillermo, Derecho del Deporte, Buenos Aires, Heliasta, 2014, p. 9.

[5] RODRÍGUEZ TEN, Javier, Régimen jurídico de los agentes de jugadores en España y la Unión Europea, Madrid, Reus, 2012, p. 23

[6] CRESPO PÉREZ, Juan de Dios, Agentes deportivos ¿Qué futuro?, en Iusport, 27 de diciembre de 2006.

[7] BARBIERI, Pablo C., Agentes deportivos. Una profesión del siglo XXI, Buenos Aires, 20XII, 2013, p. 47.

[8] Respecto a las distintas formas de reglar la actividad de los agentes deportivos puede consultarse: AULETTA, Martín, Los agentes de futbolistas en Argentina, en Iusport, www.iusport.es (consulta: 18/12/2013); AULETTA, Martín, Los agentes de futbolistas en Argentina. Marco normativo. Inconsistencias del régimen. Propuestas para una mayor seguridad jurídica, en “Revista Republicana”, Bogotá, Corporación Universitaria Republicana, Nº 14, enero-junio 2013, p. 37;  BARBIERI, P., Agentes…”, cit., ps. 181 y 182.

[9] AULETTA, M., Los agentes de futbolistas en Argentina, en Iusport, www.iusport.es (consulta: 18/12/2013).

[10] Esta última modificación estuvo motivada por la impugnación realizada ante la Comisión de la Comunidades Europeas por el Sr. Laurent Piau, quien pretendía ejercer los servicios de agente de jugadores y consideró que el Reglamento era contrario a los arts. 49 y sigtes. del Tratado CE relativo a la libre prestación de los servicios.

[11] Véase: JAVALOYES SANCHIS, Vicente, Régimen jurídico de los intermediarios en el ámbito del deporte español, en “Revista española de derecho deportivo”, Madrid, Asociación Española de Derecho Deportivo, Nº 25, fascículo 1, 2010, p. 25.

[12] AULETTA, M., Los agentes de futbolistas en Argentina, en Iusport, www.iusport.es (consulta: 18/12/2013).

[13] El Reglamento de FIFA fue aprobado el 21 de marzo de 2014 en una reunión celebrada en Zúrich.

Respecto al mismo puede consultarse: LOZANO, Gabriel C., Breves reflexiones sobre el posible impacto del nuevo “reglamento de intermediarios” de la FIFA en la jurisprudencia imperante en la Argentina respecto de los agentes de jugadores, en “Revista de Derecho del Deporte”, Buenos Aires, Facultad de Derecho, Universidad Austral, IJ Editores, Nº 7, abril de 2014, IJ-LXXI-159; BARBIERI, Pablo C., Los intermediarios deportivos y el nuevo reglamento “FIFA”, en Infojus, DACF 140332, 29/05/2014, www.infojus.gov.ar (consulta: 29/05/2014); FRAGA, Paul, Las contradicciones de la FIFA con los agentes, en Iusport, www.iusport.es (consulta: 19/05/2014); FRAGA, Paul, La FIFA y los agentes: el arte de hacer que se hace, Blog Fútbol y dinero responsable, 16/05/2014, en www.futbolydineroresponsable.com (consulta: 22/09/2014); GUEDE GARCÍA, Alexander, El fin de la era de los agentes FIFA, en Iusport, www.iusport.es (consulta: 19/05/2014); TORRES MONTERO, Luis, La nueva regulación de FIFA sobre los intermediarios, en Iusport, 6/08/2014, www.iusport.es (consulta: 6/08/2014); VILLEGAS LAZO, Antonio, Comentarios y sugerencias sobre el nuevo régimen de intermediarios a implantarse en el fútbol mundial, en dd-el.com, Derecho Deportivo en Linea, www.dd-el.com (consulta: 20/10/2015); BAMBACCI, Mariano y VÁZQUEZ, Sebastián W.J., Los intermediarios. Análisis jurídico y tributario, en “Revista de Derecho del Deporte”, Buenos Aires, Facultad de Derecho, Universidad Austral, IJ Editores, Nº 10, mayo de 2015, IJ-LXXVIII-260.

[14] BARBIERI, Pablo C., El contrato de representación deportiva y el accionar del agente a la luz de la jurisprudencia, en Infojus, DACF 140237, 13/05/2014, www.infojus.gov.ar (consulta: 20/05/2014).

[15] BARBIERI, P., “Los intermediarios…”, cit.

[16] AULETTA, Martín, material elaborado para el Módulo V, “La regulación de los agentes deportivos”, del Curso de Actualización Virtual en Derecho Deportivo, Santa Fe, Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional del Litoral, 2015.

[17] AULETTA, M., Los agentes de futbolistas en Argentina, en Iusport, www.iusport.es (consulta: 18/12/2013); AULETTA, Martín, material elaborado para el Módulo V, “La regulación de los agentes deportivos”, del Curso de Actualización Virtual en Derecho Deportivo, Santa Fe, Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional del Litoral, 2015.

[18] Este Reglamento reemplazó en su vigencia al que denominaba “Reglamento que regula la actividad de los agentes de jugadores”; el mismo seguía los lineamientos del Reglamento FIFA. Había sido aprobado por el Comité Ejecutivo en la sección de fecha 13 de abril de 2004 y publicado en el Boletín Especial Nº 3606 del 14 de abril de 2004.

[19] La FIFA buscó con esta desregulación “sacarse de encima” el tema de los agentes, dejando librada su regulación a las Federaciones Miembro (FM)

Esta delegación en las FM trajo un efecto no deseado porque lejos de desregularse se reguló aun más la actividad porque así lo hizo cada una de las FM estableciendo recaudos propios en base a las orientaciones de la FIFA.

Así se dice que esta desregulación trajo como efecto negativo una disparidad normativa. Se expresa que “si bien el Reglamento sobre las relaciones con intermediarios fijaba unas directrices mínimas de obligado cumplimiento, cada asociación nacional quedaba libre para adoptar su propio reglamento y añadir requisitos adicionales o complementarios, lo que en la práctica ha desembocado en una disparidad de reglamentos y trámites burocráticos, incoherencias entre países e incluso generándose barreras de entrada al registro en ciertos países” (TRIGUERO, Ignacio, Novedades relativas a los representantes de jugadores en el ámbito internacional, en Iuspot, 17 de enero de 2019).

[20] PICASSO NETRI, Lisandro, Régimen de intermediarios en el fútbol, en S.J.A. 29/05/2019, p. 65; 2019-II.

[21] PICASSO NETRI, L., Régimen…, cit.

[22] PICASSO NETRI, L., Régimen…, cit.

DESCARGAR ARTICULO