Home / Area / DOCTRINA EN DOS PÁGINAS Diario DPI Suplemento Derecho del Deporte Nro 13 – 10.12.2018


DOCTRINA EN DOS PÁGINAS

La verificación de créditos emergentes de cesiones de derechos económicos de futbolistas a la luz del Código Civil y Comercial de la Nación.

Por Germán E. Gerbaudo

 

  1. Introducción.

En este mismo suplemento abordamos la distinción entre los conceptos de derechos federativos y derechos económicos[2]. En tal sentido, señalamos que los derechos federativos “nacen con el fichaje y consisten en la potestad que detenta un club para inscribir a un futbolista en una asociación deportiva, con la finalidad que intervenga en una competencia oficial en su nombre y representación”[3]. Estos solo pueden ser de titularidad de los clubes, no son susceptibles de fraccionamiento y carecen de valor económico en sí mismo. En tanto que los derechos económicos configuran “el valor crematístico de los federativos”[4], su “vertiente patrimonial”[5], su “expresión monetaria”[6]o el “contenido patrimonial de los derechos federativos”[7]. En otros términos, constituyen la valuación pecuniaria de aquéllos[8] o la valuación patrimonial de los derechos federativos[9].  Nacen de una práctica originada en Sudamérica, donde los clubes a la hora de tener que obtener recursos comenzaron a ceder porcentajes de beneficios económicos que pudieran obtenerse de la transferencia futura de un jugador de fútbol. Se trata de una alternativa gestada en la Argentina, siendo posteriormente perfeccionada y desarrollada con mayor fuerza en Brasil. Los derechos económicos “son una creación del mercado”[10]. Emilio García Silvero expresa que son aquellos que “mediante contrato privado se configuran como un derecho de tercero, que presumiblemente ha invertido en el club con anterioridad, para hacerse acreedor de una parte económica de la transferencia (plusvalía posterior), pero nunca de la titularidad de la misma, ni del derecho de inscribir al jugador en un club correspondiente, ni a influir en un futuro traspaso”[11]. Los derechos económicos o los beneficios económicos derivados de los derechos federativos son un activo de las entidades deportivas, son susceptibles de fraccionamiento y hasta hace un tiempo no había dudas que podían ser cedidos total o parcialmente a particulares. Hoy el tema es el centro de debate en el ámbito del derecho del fútbol. Ello es así a partir de que FIFA a través de la Circular 1464 del 22 de diciembre de 2014 prohibió que los terceros o particulares puedan ser titulares de los derechos económicos. Desde entonces para la FIFA solo los clubes pueden ser titulares de los mismos.

En este trabajo analizamos la verificación de los créditos emergentes de las cesiones de derechos económicos de los futbolistas.

  1. Verificación de derechos económicos.

Daniel Roque Vítolo señala que “la verificación de créditos es el procedimiento a través del cual los pretensos acreedores del deudor se insinúan en el pasivo concursal”[12]. La finalidad de esta etapa del proceso concursal es “es reconstruir la masa pasiva y determinar quiénes pueden participar del concurso”[13]. En tal sentido se señala que “junto a la masa patrimonial a repartir entre los acreedores, resulta necesario determinar qué acreedores tienen derecho a cobrar y en qué orden”[14].

El proceso de determinación del pasivo involucra a todo acreedor de causa o título anterior a la presentación concursal o a la apertura de la quiebra o del proceso de salvataje. La verificación de créditos implica materializar en el proceso concursal dos de los denominados principios generales del derecho concursal: el de colectividad de los acreedores o universalidad subjetiva y el de concurrencia.

La cesión de derechos económicos es una figura contractual que encuadra en el contrato de cesión de derechos. Cuando un club cede derechos económicos está cediendo un derecho de crédito eventual. Ante el advenimiento de un proceso concursal de la entidad deportiva el titular de ese derecho de crédito debe insinuarse al pasivo concursal si no se cumplió la notificación al deudor cedido antes de la apertura del concurso preventivo o de la declaración de quiebra. En tal sentido, el Código Civil y Comercial de la Nación contiene esta solución en el art. 1623. Así, bajo el título de “concurso o quiebra del cedente” dispone que “En caso de concurso o quiebra del cedente, la cesión no tiene efectos respecto de los acreedores si es notificada después de la presentación en concurso o de la sentencia declarativa de la quiebra”[15].

Por lo tanto, si no se cumplió con la notificación al deudor cedido antes de la presentación en concurso preventivo o antes de la declaración de quiebra el cesionario ostenta un carácter concursal y deberá insinuarse en el pasivo concursal.

En consecuencia, el pretenso acreedor cuyo crédito se encuentre causado en una cesión de derechos económicos de un futbolista de la entidad concursada –utilizamos la expresión en sentido amplio- deberá insinuarse al pasivo concursal –siempre que la cesión no se haya notificado antes de la presentación en concurso preventivo o apertura de la quiebra o salvataje-. Se trata de un crédito condicional y, como tal, no escapa al principio general de concurrencia y a la carga de la verificación de créditos. Inclusive, en caso de quiebra el sometimiento a la carga verificatoria de los créditos condicionales es impuesto por la propia ley en el art. 125 y, en concordancia con ello, se indica que si al momento de la distribución no se cumplió la condición deberá aplicarse el 220 inc. 1) de la L.C. que ordena efectuarse una reserva.

Por lo tanto, el titular de un crédito emergente de una cesión de derechos económicos es un acreedor pre-concursal que deberá insinuarse en el pasivo concursal con carácter condicional.

Respecto a la verificación de acreedores titulares de créditos sometidos a condición se expresa que “se incluye en la obligación de requerir la verificación a toda aquella persona que eventualmente pueda llegar a transformarse en acreedor del concursado o fallido, pero que a la fecha de verificación su situación aún no se halla definida”[16].

También se indica que “la  verificación condicional de créditos sólo procede cuando existe un vínculo obligacional del concursado, de causa o título anterior a la presentación, pero que por alguna razón, para un determinado acreedor el crédito respectivo sólo cuenta potencialmente en su activo, pues su efectivo nacimiento se encuentra sujeto a un hecho o acto (condición suspensiva) que puede suceder o no en el futuro (eventual)”[17]. Agregándose que “el crédito condicional o eventual en realidad no es un crédito -actual-, pero su potencialidad se considera en el pasivo del deudor, sobre todo por las particularidades del derecho concursal sustancial, que obliga al sometimiento paritario de los que tienen causa o título anterior a la presentación (o a la sentencia de quiebra, en su caso) a los términos del (también eventual) acuerdo preventivo”[18].

En este caso, la condición a la que se sujeta el crédito es que en el futuro se opere la transferencia del jugador. Si el mismo nunca se transfiere no se cumplirá la condición y, por lo tanto, el cesionario nunca se convertirá en un acreedor “pleno” del concursado o fallido.

III. Conclusiones.

  1. El crédito emergente de una cesión de derechos económicos es un crédito concursal que como tal está sometido a la carga verificatoria en el proceso concursal de la entidad deportiva.
  2. Resulta aplicable el art. 1623 del Código Civil y Comercial que dispone que en caso de concurso o quiebra del cedente, la cesión no tiene efectos respecto de los acreedores si es notificada después de la presentación en concurso o de la sentencia declarativa de la quiebra.

 

 

[1] Abogado (UNR). Doctor en Derecho (UNR). Magister en Derecho Privado (UNR). Especialista en Derecho de Daños (UCA). Profesor adjunto de Derecho de la Insolvencia, Facultad de Derecho (UNR). Profesor adjunto de Derecho del Deporte, Facultad de Derecho (UNR), Sub-director del Centro de Estudios en Derecho del Deporte, Facultad de Derecho (UNR), Presidente del Instituto de Derecho Concursal (Colegio de Abogados de Rosario). Secretario Académico de Posgrado (Facultad de Derecho, UNR).

[2] GERBAUDO, Germán E., Derechos federativos y derechos económicos. Concepto. Distinción”, en DPI Suplemento de Derecho del Deporte, 14/05/2018, Nº 8.

[3] PALAZZO, Iván, La vigencia contractual y la postrimería de los derechos federativos o económicos, en Iusport, www.iusport.es (Consulta: 18/10/2012); PALAZZO, Iván, Los derechos económicos de los futbolistas libres, en Iusport, 10/06/2014, www.iusport.es (consulta: 12/06/2014).

[4] PALAZZO, I., La vigencia contractual…, cit.; PALAZZO, I., Los derechos…, cit..

[5] CAZORLA, Luis, Traspasos y derechos económicos de un jugador compartidos: el caso Garay, Blog Jurídico y Docente de Luis Cazorla, en www.luiscazorla.com (consulta: 3/07/2014).

[6] CÁRDENAS GALARZA, Giovanny, La cesión de los beneficios económicos derivados de las transferencias de jugadores de fútbol, en Iusport, www.iusport.es (Consulta: 16/11/2013).

[7] MELO FILHO, Álvaro, Direitos federativos e econômicos” no futebol (distorções e soluções), en “Anuario de Derecho del Fútbol”, Director Gustavo Albano Abreu y Coord. Gabriel César Lozano, Buenos Aires, Ad Hoc, Facultad de Derecho, Universidad Austral, año 2008, Nº 1, p. 201.

[8] LITTERIO, Liliana Hebe, Fútbol infantil, en D.T. 2007 (diciembre), p. 1297; LITTERIO, Liliana H., Las transferencias en el básquetbol infantil, en L.L. Litoral 2008 (febrero), p. 23; LITTERIO, Liliana H., La prohibición de las transferencias y de los fichajes internacionales de los futbolistas menores de 18 años: lo jurídico frente a lo moral, en DT 2010 (enero), p. 10.

[9] BARBIERI, Pablo C., Los derechos económicos y la prohibición de influencia de terceros: la justicia avanza en cuestiones jurídico-deportivas, en Infojus, 11/04/2014, Id infojus: NV7573, www.infojus.gov.ar (consulta: 11/04/2014).

[10] PIRES SOUZA, Gustavo, As conseqüências do fin dos direitos econômicos, São Paulo, Instituto Brasileiro de Direito Desportivo, 10/10/2014, WWW.ibdd.com.br (consulta: 10/10/2014).

[11] GARCÍA SILVERO, Emilio A., Los derechos federativos en el fútbol: breves apuntes sobre su reconocimiento y caracteres, en “Boletín electrónico”, Director Miguel García Caba, Madrid, Cátedra de Estudios e Investigación en Derecho Deportivo, Universidad Rey Juan Carlos, Nº 1, enero 2009, www.idp-urjc.com/pdf/Boletin_Depor.pdf (consulta: 14/01/2014).

[12] VÍTOLO, Daniel Roque, Elementos del derecho concursal, 2ª ed., Buenos Aires, Ad Hoc, 2008, p. 116; VÍTOLO, Daniel Roque, Concursos y quiebras, Buenos Aires, Ad Hoc, 2007, p. 207; VÍTOLO, Daniel Roque, Derecho concursal, Buenos Aires, Ad Hoc, 2011, p. 134.

[13] DE CÉSARIS, María Cristina, La verificación de créditos en el proceso concursal, Rosario, Nova Tesis, 2011, p. 15.

[14] VILATA MENADAS, Salvador, Elementos de derecho concursal, Valencia, Tirant lo Blanch, 2011, ps. 52 y 53.

[15] Comentando la norma del Código Civil y Comercial –cuando aún era un Proyecto- se indica que “en forma indirecta es el art. 1623 del Proyecto el que coloca el límite temporal que produce la pérdida de utilidad de la notificación, en tanto establece que la cesión carece de efectos si es notificada luego de la presentación en concurso o de la sentencia declarativa de quiebra” (HERNÁNDEZ, Carlos A. y TRIVISONNO, Julieta, Cesión de derechos y sus subtipos, en L.L. 2013-F-940).

[16] CASADÍO MARTÍNEZ, Claudio Alfredo, Insinuación al pasivo concursal, 2ª ed., Buenos Aires, Astrea, 2007, p. 184.

[17] REGGIARDO, Roberto Sergio, Cuestiones de diversa índole en fallo dividido de tribunal santafesino, en L.L. Litoral 2012 (octubre), p. 961.

[18] Id., p. 961.

DESCARGAR ARTÍCULO