Home / Area / COMENTARIO A FALLO Diario Laboral Nro 171- 16.08.2018


COMENTARIO A FALLO

El revendedor no es trabajador

Por Martin Sheridan

El fallo que sintéticamente se comenta fue emanado de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires (en adelante S.C.B.A) caratulado “ARTIGAU, JOSE ALBERTO C/ MONTANARI AUTOMOTORES Y OTROS S/ DESPIDO.Nº de Expediente:  L – 119192”, de fecha 21-6-18, que confirma la sentencia del Tribunal de Trabajo de Pergamino del 5-2-15[1].

La demanda interpuesta por la actora pretendiendo una indemnización por despido cuya causa fuente era un vínculo de naturaleza laboral de viajante de comercio, fue rechazado por la instancia ordinaria por considerarse no acreditada la pretensión, lo que la instancia extraordinaria tampoco.

La fundamentación de la actora recurrente fue invocar el artículo 23 de la LCT[2],  pero de la prueba producida en autos la S.C.B.A valoró como correcta la interpretación del Tribunal de Trabajo de Pergamino en cuanto a tenerse por verificada la tesis de los demandados de que el actor era un comerciante independiente que contaba con un local propio (agencia) y que se dedicaba a la “reventa” de automotores de agencias de la zona, es decir, que trabajaba en forma autónoma o por su cuenta.

Fue  verificada la existencia de un local comercial habilitado a nombre del accionante, que contaba con una línea telefónica -correspondiente al número que aparece en las facturas entregadas por Artigau Automotores S.A.- y asimismo, que éste se encuentra inscripto ante la Administración Provincial de Impuestos (API) en Ingresos Brutos y en la Administración General de Ingresos Públicos (AFIP).

Tras valorar las pruebas agregadas a la causa, forjó el Tribunal su convicción en orden a que el actor se dedicaba a la “reventa” de vehículos de varias agencias y que tenía un local comercial (agencia) propio en la localidad de Wheelwright, es decir, que trabajaba por su cuenta, razón por la cual no se encuadró el vínculo en la ley 14.546, lo que confirmó la S.C.B.A, para tener en cuenta en una actividad muy particular, a donde la figura del reventa como la de este actor, implica una relación independiente, sin subordinación y un rol de compraventa de vehículos para diversas concesionarias de autos.

Se probó en este caso que el actor es un agenciero o revendedor que intermedia consiguiendo vendedores y compradores de vehículos de varias agencias y que tenía local comercial (agencia) propio, lo cual puede servir como caso testigo para desalentar potenciales demandas análogas en este tipo de actividad.

 

[1] Puede verse en la mesa de entradas virtual del poder judicial bonaerense con el número 39439.

[2] Que tal como viene sucediendo últimamente con precedentes de la C.S.J.N “CAIRONE, Mirta Griselda y otros c/ Sociedad Italiana de beneficencia en Buenos Aires – Hospital Italiano s/ Despido” (CSJ 1468/2011 – 47–C),  y “RICA, Carlos Martín c/ Hospital Alemán y otros s/ despido” se confirma que la presunción establecida por el artículo 23 de la LCT no es absoluta.

DESCARGAR ARTÍCULO